¡Planta un Bosque y vive!

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

¡Planta un Bosque y vive!



Si bien alrededor del 50% del territorio colombiano aún está cubierto por bosques, el ritmo de deforestación que ha sufrido el país a lo largo de los últimos años es a todas luces alarmante. Solo en el 2021 se deforestaron 174.103 hectáreas (ha) de bosque, lo que representa un aumento del 1,5 % de este fenómeno en comparación con el año 2020.


Según el Ministerio de Ambiente El jefe de la cartera ambiental explicó en julio del 2022 que en lo concerniente a Colombia “las principales causas de la deforestación en el país han sido la praderización orientada a la usurpación y acaparamiento de tierras, la implementación de malas prácticas de ganadería extensiva, los cultivos de uso ilícito, la ampliación no planificada de infraestructura de transporte, la extracción ilícita de minerales, la tala ilegal y la ampliación de la frontera agrícola en áreas no permitidas».



Debido a causas como las anteriores, la deforestación ha venido generando daños graves en los ecosistemas, ya que esta se traduce en la pérdida de biodiversidad y al aumento de la erosión en los suelos que más temprano que tarde terminan por convertirse en terrenos áridos e infértiles.



Del mismo modo, la disminución o incluso la eliminación total de la capa vegetal en los territorios impide que los bosques y selvas brinden su capacidad natural de protección, la cual bloquea los rayos solares durante el día y mantiene el calor durante la noche. Esta alteración genera temperaturas más extremas que terminan por afectar negativamente, ya sea a pequeña o a gran escala, a las plantas, animales y humanos que habitan en el lugar.



Debemos, por tanto, tener presente que los árboles desempeñan un papel crucial en la absorción de gases de efecto invernadero que son los responsables del calentamiento global. Así, tener menos bosques implica una emisión mayor de gases hacia la atmósfera y, por ende, una mayor aceleración del cambio climático.




En Cierra el Ciclo, como compañía comprometida con la preservación del medio ambiente, somos conscientes de todo lo aquí señalado; por dicha razón, además de nuestra labor relacionada con el manejo de residuos posconsumo, que tiene como uno de sus propósitos, mitigar el impacto perjudicial que causarían cierto tipo de residuos como, por ejemplo, envases y empaques vacíos de insecticidas domésticos, si estos no cumplen con el debido ciclo de desecho, tenemos el propósito de emprender campañas que ayuden, de forma tangible, al proceso de reforestación.



Por tal motivo, además de propender por la concientización de las consecuencias de la deforestación, buscamos implementar, entre otras estrategias, procesos de siembra de árboles en zonas que se han visto afectadas por este fenómeno. Es así como a inicios de este año plantamos 150 árboles para ir aportando en el proceso y para que, en la medida de lo posible, otras compañías e individuos se unan a estas iniciativas de conciencia y responsabilidad que, en últimas, comienza siempre desde casa.